¿Sabes cuáles son los cinco pilares del estudio?

En otro post os contábamos cuáles eran las 10 pautas para planificar el estudio y ahora os queremos dar otra de las claves para esos momentos iniciales en los que estamos organizándonos para el estudio: los cinco pilares sobre los que debéis sustentar los próximos meses.

1. El lugar:

Debe ser fijo, individual y exclusivo. Tener un espacio reservado para ti y que siempre sea el mismo te ayudará con el tiempo a concentrarte cada vez más fácilmente.

Además, cuando lo prepares dedica tiempo a dejar a mano todo lo que uses para estudiar (y todo es todo), así como a ordenarlo y “adecentarlo”, y esto último afecta desde la iluminación, ventilación y temperatura del lugar, hasta tener detalles estéticos que lo hagan bonito al menos a tus ojos, que es a los que interesa que se lo parezca. 😉

Puede parecer menor pero la comodidad, el orden y la estética serán elementos que te facilitarán enormemente el siguiente punto.

antes de empezar a estudiar2. La concentración

No hay aprendizaje si no ponemos nuestra atención en lo que pretendemos estudiar, por eso es tan importante tener cuidado con los ladrones del tiempo, muy ligados hoy en día a las notificaciones permanentes de WhatsApp, redes sociales y demás espacios virtuales que transitamos, por lo que interrumpir las alertas y avisos de nuestros dispositivos es fundamental.

Por supuesto, deberemos estar en un entorno lo más silencioso y aislado posible. Si podemos, hasta conviene comunicar el horario de estudio a familiares y amigos para que eviten llamar en esas franjas.

Concentrarnos depende de nosotros mismos pero también nos podemos organizar para reducir el esfuerzo natural que ya supone.

3. Puntualidad

Si nos fijamos un horario de estudio es, sin duda, para cumplirlo. Está claro que eso va a suponer constancia y disciplina, pero a cambio recibiremos la recompensa de cultivar una rutina que en seguida jugará a nuestro favor: al fin y al cabo somos animales de costumbres y nuestro cerebro se sumergirá más rápidamente en el estudio si le damos esa estructura horaria.

Sé exigente contigo mismo, es una inversión que pronto te dará frutos.

4. Corpore sano…

El estudio es una tarea intelectual pero nuestra mente se aloja en un cuerpo que necesita descansar, comer y moverse. Todos sabemos que una vida sana requiere de un sueño suficiente y de calidad, una alimentación saludable y variada, y actividad física diaria.

Si lo sabemos, pongámoslo en práctica porque nos encontraremos mucho mejor y además nos dará la energía que necesitamos para mantener la concentración de la que ya hemos hablado.

5… in mens sana!

Si nuestro cuerpo necesita energía nuestra mente también y la recibe de un equilibrio: por un lado sentir que atendemos nuestras responsabilidades pero también que disfrutamos del ocio y de nuestras personas de referencia. La fuerza para cumplir con la disciplina a la que antes aludíamos nos la va a dar sentirnos apoyados y queridos y desconectar con nuestro hobby favorito.

Parece mentira pero este suele ser el aspecto más sacrificado en situaciones de estrés como puede ser el estudio cuando precisamente es uno de los elementos esenciales para conseguir cumplir nuestro objetivo: ¡ser constantes sin desfallecer en el intento!

Así que nada, ya tienes los cuatro pilares, ahora te toca construir tu estudio. Ya ves que hay que tomar medidas concretas,… y ¡cuidarse mucho para cumplirlas!

Eso sí, no te vayas sin contarnos en los comentarios cómo es tu lugar de estudio, qué haces para evitar distracciones o cómo te ayudas en cualquier otra cuestión ligada a estas pautas que acabamos de compartir. Seguro que entre todos componemos consejos muy prácticos.

10 Comments

  1. Hola, yo me estoy preparando unas “opo” para celador. En cuanto al ejercicio físico lo veo bién, de hecho es lo que hago todas las mañanas antes de hacer nada, salir a pasear o correr una horita, aproximadamente. Por lo que respecta al lugar de estudio, normalmente en biblioteca pública, con silencio, buena iluminación, armonía ambiental, etcétera, siempre lo he hecho igual, desde de la facultad, y no me va mal. Lo que tengo que corregir es evitar llevarme el móvil a la biblioteca, porque me quita tiempo y me distrae, eso sí es verdad. Un saludo

    1. Buenos días, Josep,

      Se nota que tienes muy identificados y solucionados aspectos clave para rendir al máximo opositando. Ánimo para limitar el móvil en la biblioteca, seguro que mejoras el aprovechamiento de esas horas de estudio.

      Un saludo y gracias por compartir aquí tu experiencia.

  2. Hola,estoy preparando oposiciones GUB,tengo un pequeño de 5 años,no es la primera vez ni la segunda,tengo 42 años,y la verdad me está costando mucho sentarme y hacer pscotecnicos, creo que para aprobar necesito ayuda en el estudio,estoy nerviosa porque este año tengo que entrar y me autodecepciono

    1. Buenos días, Gloria,

      Lo que sientes es más común de lo que parece. Preparar oposiciones es una decisión de compromiso que se suele tomar cuando ya se tienen otras cargas familiares y/ o profesionales.

      Lo primero es no olvidar tu objetivo, esa plaza de Guardia Urbana, en un sentido motivante (no de presión): te está esperando, estás haciendo el camino hacia ella y desde luego lo puedes lograr.

      Lo segundo ya es poner los medios: efectivamente es bueno acudir a clases (presenciales u on line) que te ofrezcan un entrenamiento con el material ajustado a la prueba que realmente enfrentarás y con profesores/as especializados en la misma que te ayuden a resolver dudas y avanzar con pie firme. Como quizá sepas ya tenemos grupos de clase y virtuales de esa oposición por si quieres informarte y valorar si podemos ayudarte en este recorrido.

      Sobre el tema de las clases, también son positivas por poder charlar y contrastar experiencias con otr@s opositores/as pasando por exactamente lo mismo. Los fallos y dudas que puedas tener en los psicotécnicos seguramente se parecerán mucho a los que tendrán ell@s, así como los nervios, frustación, ganas de abandonar, etc. Esas emociones son prácticamente inherentes a un proceso de oposiciones.

      Finalmente, no olvides que puedes lograrlo. Si te das cuenta, ya te lo decíamos al principio pero es de lo más importante, tanto como el trabajo y la disciplina diarias, el saber que tú puedes, que es cuestión de organización y también adaptación a las circunstancias (por ejemplo, un niño de 5 años un día se pone malo y se desbarata totalmente el plan de varios días). Opositar forma parte de la vida, no está fuera de ella, y hay que integrarlo con el carácter, familia, responsabilidades, aficiones que un@ tiene.

      Nosotros, como conocedores de lo necesaria que es una ayuda amplia al estudio, incluimos nuestro curso de técnicas de estudio para aprobar oposiciones con la matrícula, precisamente para ofrecer recursos que van desde el subrayado hasta la asertividad, por citar aspectos aparentemente tan dispares.

      Confiamos que esta respuesta ya te sirva para recobrar fuerzas y confianza, para sentirte completamente normal con esos nervios y para seguir esforzándote por lograr esa plaza de GUB.

      Gracias por dejarnos tu comentario y compartir aquí precisamente mucho de lo que supone opositar.

  3. HOLA. ESTOY ESTUDIANDO PARA LAS OPOSICIONES DE JUSTICIA(TRAMITACIÓN PROCESAL Y AUXILIO JUDICIAL). LLEVO YA CASI 2 AÑOS PREPARÁNDOLAS, ESTUDIO ENTRE 7 Y 8 HORAS DIARIAS. PERO EL PROBLEMA ES QUE ME CUESTA MUCHO DESCONECTAR, ESTOY BASTANTE TIEMPO FUERA DE HORAS DE ESTUDIO PONIÉNDO A PRUEBA MI MEMORIA, INTENTANDO RECORDAR CONCEPTOS, LEYES, FECHAS, ETC..

    ¿PUEDE SER ÉSTO PERDUDICIAL?, ¿COMO PUEDO EVITARLO? Y ¿QUÉ TÉCNICAS USAR?, GRACIAS Y UN SALUDO.

    1. Buenos días Agustín,

      La consulta que nos planteas es muy positiva porque seguramente se trate de uno de los principales problemas con los que se encuentran muchos opositores: haber llegado a una situación de cierto control del temario y ejercicios de su oposición pero no obtener los resultados que serían esperables con ese nivel.

      Lo bueno es que tú mismo has detectado ya un factor de riesgo muy claro: la falta de desconexión. Mucho se habla de la importancia del esfuerzo y disciplina en el estudio pero se suele descuidar, por no decir abandonar completamente, cuidarnos a nosotros mismos. Si te fijas este artículo dedica dos de los cinco pilares a esa cuestión: en el horario que un opositor se establece deben estar reflejadas las responsabilidades que tenga, el tiempo para el estudio, pero también otro para realizar algún tipo de actividad física y ocio gratificante y a ser posible, social.

      Como técnicas concretas hay muchas y se trata de cada uno de nosotros descubra qué le funciona: en este blog os hemos hablado desde los beneficios del senderismo a técnicas concretas para superar el estrés antes de los exámenes. Como verás están dirigidas ya al momento concreto del examen pero puedes aplicarlas para desbloquearte ante el día a día ya que cuando el estrés nos ronda altera nuestras capacidades.

      En breve iremos desgranando otros consejos prácticos para aumentar el bienestar y por tanto capacidad de concentración en el estudio ligados a actividad deportiva, alimentación equilibrada y ocio saludable. Son cuestiones que creemos fundamentales para sostener un esfuerzo como este en el tiempo. Confiamos que esta respuesta ya te dé unas primeras herramientas con las que probarte. Como decíamos antes, la dosis e incluso el qué depende de cada uno, pero solo intentándolo se llega a descubrir si funciona. Ah, y si no funciona solo significa… ¡que hay que seguir probando!

      Ánimo con el estudio y para encontrar esa respuesta que estás buscando.

  4. Hola, quiero sacarme las oposiciones para auxiliar administrativo del estado y llego a casa a las 6 de la tarde, habría alguna manera de poder estudiar dicha oposición?

    1. Hola Mari Carmen,

      Prepararse para una oposición requiere sobre todo de disciplina y constancia. El horario que describes te obligará a optimizar al máximo las horas que consigas destinar al estudio. Has citado una oposición que tiene un temario que es abarcable siempre que puedas mantener el esfuerzo diario necesario para conseguirlo.

      Eso sí, una de las claves de esa oposición en concreto que citas es simultanear desde el principio la preparación del primer ejercicio (con un examen tipo test) con el segundo (prueba de ofimática). Por supuesto dependerá de tu nivel de partida pero tener la visión de conjunto desde el principio es fundamental. Te dejamos aquí un enlace a un vídeo con consejos muy concretos para ese segundo ejercicio que te comentamos.

      Volviendo a tu pregunta sobre el horario, justo en el artículo que os citamos al comienzo de este que has comentado ya ponemos de manifiesto la importancia de ser capaz de detectar con realismo todo el tiempo que vamos a poder dedicar a este objetivo y te ofrece pautas concretas para estructurar luego el horario de estudio.

      Por tanto, la respuesta es que es posible estudiar la oposición por la que preguntas (muchos de nuestros alumnos trabajan y/o tienen cargas familiares y opositan a la vez) y la manera es con organización y mucha disciplina.

      Te pegamos aquí de nuevo el enlace al que nos referíamos ya que creemos que puede serte de ayuda.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *