Memorización| Los repasos en tres pasos

Hace semanas te lanzamos una reflexión crucial, concretamente, cómo podías saber si estás estudiando bien (pincha aquí si no te has planteado el camino hacia la respuesta) ya que es fundamental revisar y comprobar si nuestro esfuerzo en tiempo de estudio se traslada de forma efectiva en memorización.

Algo después te recordamos que la famosa curva del olvido es un rápido tobogán que nos lleva a la perdición 😉 si no programamos debidamente los repasos (aquí tienes otro enlace para que no te saltes ninguno) y ahora queremos proponerte que los concretes en diferentes prácticas de forma que cada una ayude a fijar los conocimientos lo que facilitará, lógicamente, nuestro objetivo de memorizarlos.

Debemos aclarar que el tipo de ejercicio a ir introduciendo en los repasos hasta convertir en la forma habitual de los mismos recomendamos que sea, en tiempo y forma, lo más similar al examen real que se vaya a superar. Los repasos son así una vía de consolidación de lo aprendido y también un entrenamiento en resistencia y estrategia ante la prueba evaluadora a la que nos vamos a enfrentar. Por ello, si bien usamos en nuestra progresión el ejemplo de los test, si hubiese que redactar o cantar temas o realizar supuestos prácticos, por citar otros ejercicios frecuentes, habría que ensayar y repasar con ellos.

Puesto que hemos estudiado y sintetizado los contenidos que queremos llegar a incorporar a nuestra memoria a largo plazo, vamos a usar ejercicios de autoevaluación para ponernos a prueba, detectar lagunas y anotar las preguntas falladas en tarjetas sobre las que programaremos un repaso expreso. Os incluimos en primer lugar una infografía con la síntesis de la información y acto seguido comentamos la combinación de ejercicios:

• Test de tema: como su nombre indica, nos permite repasar un tema completo. Hay que organizar el horario de estudio para hacer huecos específicos para los repasos programados con la cadencia que os recomendábamos en el post citado al principio (en el día de estudio, a las 24 horas, los tres días, etc) hasta comprobar que de verdad lo dominamos.
Las tarjetas de preguntas falladas deberán ir desapareciendo puesto que iremos comprobando en sus repasos específicos que llega un momento que nos las sabemos.

• Test parcial: una vez que hayamos visto tres o cuatro temas podemos empezar a incorporar los repasos de los mismos de esta forma agrupada. Así sorprendemos más a nuestra mente al mezclar contenidos. Los parciales se espacian pero la dificultad aumenta, lo que supone un nuevo reto y eso también es positivo.
Igualmente las tarjetas de preguntas falladas que tienen su calendario de repaso nos ayudarán a fijar cualquier concepto que se haya “desgastado” con el tiempo hasta que verifiquemos que está bien asentado.

• Finalmente los simulacros: pueden ser acumulativos en paralelo a nuestra progresión por el temario o bien de temario completo desde el principio. En cualquier caso se pretende que reproduzcan la estructura y tiempo del examen real. El objetivo del repaso se mantiene pero tiene la misma importancia entrenarse para la prueba a la que nos tendremos que enfrentar.

Queremos hacer una reseña especial a la posibilidad de enfrentarse a simulacros de temario completo desde fases muy iniciales del estudio ya que, precisamente porque aparecerán preguntas de temas que todavía no hemos estudiado, si al finalizar el ejercicio las buscamos y creamos nuestra tarjeta de repaso, el concepto a memorizar quedará grabado con mucha más intensidad.

Estás son orientaciones muy concretas para organizar los repasos. Nos gustaría que antes de dejar el blog nos dejaras en los comentarios qué haces tú para ayudarte a retener lo que estudias.

Para suscribirte al blog y recibir notificación de nuevas entradas, mira a pie de página.

11 Comments

    1. Hola, Paloma,

      Para suscribirte solo tienes que bajar por la página del blog hasta el campo en el que puedes escribir tu correo electrónico, una vez cumplimentado, solo tienes que dar a suscribirme!

      Un saludo.

  1. Muchas gracias! me parece muy acertado crear un artículo así, ya que yo precisamente no sabía muy bien por donde coger el tema “repaso”. Me ha sido muy útil 🙂

    1. Nos alegramos mucho, África! Nuestra intención es dar pautas lo más sencillas y concretas para que podáis aplicarlas. Solo poniendo a prueba las herramientas vemos su utilidad real.

    1. Nos alegramos mucho, Ángel. Si quieres recibir los artículos que vayamos publicando, solo tienes que bajar hasta el pie de la página del blog, rellenar el campo dedicado al email y luego clicar en “suscribirme”. Te esperamos!

    1. Buenos días, José,

      Por supuesto, a nosotr@s nos encanta que así sea! Para ello solo tienes que bajar al pie de la propia página del blog en la que estás leyendo esta respuesta, escribir tu dirección de email y pinchar en el botón de “suscribirme”.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *