Técnicas para mejorar la concentración

¿Te despistas con facilidad? ¿Enseguida pierdes el hilo, o sigues uno completamente diferente al que te habías propuesto? Aquí te ofrecemos 5 técnicas para mantener tu atención activa durante horas.

Perder la concentración es algo cada vez más habitual, pues vivimos en un mundo bombardeado de estímulos por todas partes. A los del mundo real se han sumado los que nos llegan a través del mundo digital, y es difícil aislarse de ellos.

Sin embargo, el estudio sigue exigiéndonos un alto grado de concentración. No podemos permitirnos perderla.

Por eso nuestro primer consejo es buscar un lugar aislado y mantener a raya el móvil y las redes sociales, para evitar las interrupciones constantes.

Pero el escenario no lo es todo, y lo importante es que el protagonista, que eres tú, estés preparado para dar lo mejor cada día. Y para eso hemos elaborado esta lista, con las técnicas que mejor funcionan para re-concentrarte y controlar tu atención sin dificultad.

 

  1. EVITA LOS MARATONES. – Pueden ser una buena excusa para salir a correr, pero nunca para el estudio. Pasar más de una hora leyendo atentamente un tema, o resumiendo un epígrafe no es eficaz.

Lo ideal, según los expertos, es hacer descansos de 5 o 10 minutos cada 30 minutos. Sobre todo, si estamos empezando a estudiar después de un largo periodo sin hacerlo. Si ya tenemos una rutina marcada, podemos prolongar el tiempo de estudio hasta la hora. Pero hacerlo durante más tiempo resulta contraproducente, pues no sólo nuestra concentración se resiente, también nuestra capacidad memorística y nuestra comprensión.

Además, como ya te hemos comentado en un artículo anterior, es bueno que los descansos entre los tiempos de estudio sean lo más activos posibles, pues el movimiento y la actividad física reactiva nuestra atención.

 

  1. RECUERDA QUE, A VECES, MENOS ES MÁS. – No somos titanes ni heroínas, si no hombres y mujeres con limitaciones. Si nos exigimos más de lo que podemos lograr, sólo conseguiremos frustración y activaremos nuestra necesidad de huida.

Para concentrarnos mejor es fundamental una agenda realista.

Incluso, es mejor ubicar menos contenido en ella, y si un día sobrepasamos nuestras expectativas tendremos una motivación extra los días siguientes.

Por tanto, sí a la organización, pero con metas que se adapten a nuestras verdaderas posibilidades.

Y si quieres saber cómo organizar de forma más eficaz tu día a día, te dejamos también estos trucos para optimizar tu agenda.

 

  1. DEJA LO PEOR PARA EL PRINCIPIO. – Es una idea que choca con el comportamiento habitual, pues no pocas veces empezamos por aquello que nos resulta más sencillo, pero se ha comprobado que si enfrentamos lo más costoso o complejo al principio de la jornada de estudio, ésta será mucho más productiva.

La idea es, por un lado, acostumbrarnos a enfrentar rápidamente aquello que más nos asusta, perdiendo así nuestros miedos lo antes posible; y, por otro, evitar llegar a la tarea más compleja con el cerebro saturado de información.

Eso sí, la palabra “principio”, debe tomarse de forma amplia, y ajustar también nuestro horario a nuestro ciclo circadiano, que tiene sus propios ritmos, con picos de atención específicos en cada persona. Por lo que, en realidad, debemos “dejar lo peor para el mejor momento”

 

  1. EJERCITA TU AUTOCONTROL. El autocontrol se entrena, y como un músculo va fortaleciéndose con el tiempo.

Desde la Antigüedad existen diferentes técnicas para lograrlo. Una de ellas la meditación, de la que ya te hemos hablado en otros artículos, pero también ejercicios que pueden ayudarnos sin invertir mucho esfuerzo o tiempo.

De hecho, hace un tiempo, Paloma Aranda, Psicóloga y Técnica de formación de la Comunidad de Madrid, nos dio algunas claves para ejercitar nuestro autocontrol. Aquí te dejamos el vídeo para que puedas escuchar, y te animamos, sin duda, a poner en práctica los consejos concretos que te propone.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=u2qSVTYpMAQ]

 

… Y recuerda que ¡CUÁNTO MÁS Y MEJOR TE CONCENTRES UN DÍA, MEJOR LO HARÁS TAMBIÉN AL SIGUIENTE! 😉

7 Comments

  1. Y si no duermes bien, porque debido al confinamiento no té cansas, y te duermes a deshoras, y cuando te levantas al no dormir bien tienes sueño todo el dia y no té puedes concentrar bien? Y aparte estàs cansado de ya estar 2 meses dentro de tu piso?

    1. Efectivamente, el confinamiento nos está afectando a nivel físico y mental, tanto por reducir la actividad física habitual como por la situación estresante y a la vez poco estimulante en la que vivimos.

      Es en estas circunstancias en las que podemos ayudarnos a través de diferentes vías:

      – aprovechar las posibilidades de salir a pasear o realizar algún ejercicio físico permitid en la fase de desescalada que nos encontremos.
      – practicar o seguir practicando tablas de actividad física para realizar en el domicilio.
      – buscar actividad intelectual que sea de nuestro agrado para estar ocupados y estimulados (leer, dibujar, escribir, etc).
      – cultivar las relaciones sociales con nuestro entorno a través de llamadas o videoconferencias.
      – ayudar a otras personas en la forma y medida que nos sea posible.
      – obligarnos a establecer horarios.

      Esta colección de recursos nos puede ayudar, tanto al cansancio físico como la atención.

      A todo ello hay que añadir el hecho de que tenemos que aceptar que estas circunstancias ni son elegidas, ni son positivas. Hay que saber que la pandemia por supuesto nos va a afectar. Confiemos que la salud esté a salvo porque todo lo demás, una vez pase esta situación, será superado.

      Todo nuestro ánimo para sobrellevar este momento, José Francisco.

  2. Hola! La concentración es algo que no depende de la tarea o del día o de la asignatura como a veces creemos, depende de si sabemos cómo activarla cuando la necesitamos y que no nos abandone por el camino. Pero la concentración en el no está sola, sino que depende muchísimo de la motivación que tenemos cuando estudiamos. Si hay algo que da realmente grandes resultados a mis alumnos son los ciclos de estudio, porque combinan estudio y pausas de forma estratégica para que tanto la concentración como la motivación sigan siendo altas desde el principio hasta el final!

    1. Hola, Alejandro,

      Efectivamente, había un fallo en la inserción del vídeo. Ya lo hemos corregido y se puede visualizar sin problemas. Gracias por avisarnos y un saludo!

    1. Hola, Patricia,

      Efectivamente, había un fallo en la inserción del vídeo. Ya lo hemos corregido y se puede visualizar sin problemas. Gracias por avisarnos y un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *