Moverse para rendir más y mejor en los estudios

Descansos activos.

Son uno de los más recientes hallazgos de la neurociencia y plantean un cambio en el modo de organizar las horas de estudio.

La clave: descansar a menudo, cada 20 o 30 minutos de intensa concentración, y hacerlo de forma activa, es decir, moviéndonos. De este modo conseguiremos activar el mayor número posible de áreas cerebrales, y rendir más y mejor. Tanto es así, que hay centros de enseñanza que empiezan a plantearse introducir descansos “activos” entre las clases.

Pero para quienes tenéis que organizaros por vuestra cuenta, aquí van algunas sugerencias de cómo descansar activamente para que nuestro cerebro trabaje al máximo de sus posibilidades todos los días.

Esta son 4 de las mejores propuestas para desconectar en movimiento:

  • BAILAR Y CANTAR: La música puede ser una de las mejores formas de descansar activamente. Recuerda que la idea es moverte y “cambiar el chip”. Hacer algo que nos desconecte por completo del estudio.
  • HACER EJERCICIO: El deporte es siempre un gran aliado del estudio. Estiramientos, una buena sesión de flexiones, o una carrera rápida son algunas formas de desconectar activamente entre tema y tema, y de paso, ponernos a tono en pocas semanas.
  • PASAR TIEMPO CON NUESTRAS MASCOTAS. Si tenemos mascota, una de las mejores formas de desconectar es jugar con ella y sacarla a dar un paseo. De esta forma cambiamos no sólo de actividad, sino también de contexto rápidamente.
  • CAMINAR: PEro si no somos amantes de la música, ni del deporte y tampoco compartimos nuestra vida con una mascota, no hay que preocuparse. Con levantarnos de nuestra silla y dar un pequeño paseo de 10 minutos, será suficiente para “recargar las pilas” de nuestro órgano más importante.

Ten en cuenta siempre que nuestro cerebro empieza a perder concentración a los 25 minutos de realizar una actividad mental intensa.

En conclusión, aunque sientas que aguantas más, sobre todo a primera hora (cuando esa sensación puede ser mayor), recuerda que estamos en una carrera de fondo, y que no hay necesidad de desgastarnos demasiado al principio, pues corremos el riesgo de llegar agotados y poco productivos al final de la jornada.

Y para hacerlo todavía más fácil, aprovéchate de las nuevas tecnologías: YouTube, las Apps de ejercicio pensadas para el Smartphone y hasta unos simples cascos inalámbricos, pueden ser muy útiles para que nuestros descansos activos sean más divertidos y provechosos cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *