Mantén tu constancia en el estudio con estos tres fáciles trucos

Lo habrás oído incontables ocasiones: la clave del estudio es la constancia. Es algo así como un mantra que entonamos todos los que trabajamos en formación/ educación. Y está claro que es fundamental, de hecho, prácticamente nada en la vida se consigue si no se es capaz de durar en el mismo objetivo cumpliendo las tareas y procesos para completarlo.

Vale, todos lo sabemos y además nos lo recuerdan cada dos por tres y entonces ¿cuál es el problema? El problema es enfrentarse a ese tipo de retos en la vida que necesitan de más tiempo y esfuerzo para llegar a superarse. Es ahí donde todos nos sentimos tentados de ir aflojando.

Pues vamos a dejar de predicar y dar tres claves para que eso no nos pase. Vamos a por esos trucos que nos van ayudar a lograr estudiar con constancia. Pulsa sobre la infografía para verla a tamaño completo:

MantenTuConstancia

 

1. TU motivo te guía.

Nuestra compañera María Delgado os explica con total claridad por qué es tan importante tener claro vuestro motivo, ella está hablando del momento de elegir una oposición pero es fácil adaptarlo si la meta es un máster, ese curso profesional fundamental para encontrar un empleo o mejorar, de verdad, tu nivel de inglés:

 

Al final cada uno de nosotros podemos decidir iniciar un camino por muy diferentes motivaciones y lo fundamental es que tengamos claras las nuestras. Si hace falta las escribimos en una nota y la tenemos sobre el escritorio pero, sin duda, es lo que da sentido al viaje. ¡No lo olvides en los días de tormenta!

2. Lo vas a pasar MAL

Lamentamos mucho darte esta noticia pero sí, es completamente normal que haya días en que no estés concentrado, pienses que no vales para esto, que es imposible o lo que sea que tu mente te diga para alejarse de la situación negativa que supone mantener rutinas, frustraciones y renuncias.

GIFanimAsentir

Ya te lo contamos en este post de hace unas semanas Nadie dijo que fuera fácil y ahora solo es proponerte que, a veces, no hay que luchar. Es fundamental escucharse a uno mismo para poco a poco llegar a entenderse, que es lo realmente complicado. No nos desdecimos y la constancia necesita que impongas cierta disciplina en lo que te apetece o gustaría hacer para cumplir horarios, contenidos y demás, sencillamente ponemos sobre la mesa que es igual de cierto que un buen día necesitarás saltarte todo eso y tomártelo libre.

Lo difícil es relativizar porque ese mal momento, mal día o incluso mala semana, todo eso: pasará. Y lo que ha de volver a tomar protagonismo es tu motivo. Será la luz que te señalará el final del túnel. Eso sí, déjate dudar y sufrir. No sé si lo sabes pero tú también eres humano.

3. Salta con red.

Esa red será tu familia, pareja, amigos o compañeros de senderismo, las personas que tú tengas a tu lado y con las que cuentes para que te den apoyo y ánimos.

GIFanimGim

Cuéntales tu proyecto, hazles partícipes de lo importante que es para ti y de que necesitarás de su ayuda en malos momentos. Estás asumiendo un compromiso individual, por supuesto, pero ante lo que supone semejante salto, mejor contar con tu red. Son solo tres trucos, tres faros que creemos pueden guiarte en el proceso de estudio y, sobre todo, durante sus altibajos.

Como siempre, esperamos tus comentarios con más herramientas que te puedan estar sirviendo a ti a mantenerte en el camino o, incluso, a haber logrado ya tu objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *