Qué hacer y qué no hacer cuando subrayas

Este artículo pertenece a la serie Un método de estudio de campeonato.

TÉCNICA DEL SUBRAYADO

Antes de iniciar el estudio de un tema es conveniente inspeccionar, examinar el contenido. Y esto lo haremos en la fase de LECTURA de nuestro método.

subrayado 02

Recuerda, aquella en las que estamos inspeccionando la información para poder clasificarla.

 La vuelta de reconocimiento del trazado del circuito en el que vamos a competir. Tenemos que reconocer los tipos de curvas que contiene la información: son curvas Tradicionales o son Curvones, contiene alguna Chicana el texto, hay curvas en Horquillas o Eses.

No leas por leer, busca leer para entender y persiguiendo  dos objetivos básicos:

– Seleccionar lo fundamental: localizar las ideas y los aspectos más importantes del tema y descubrir su encadenamiento lógico. Serán las ideas en las que te centres a la hora de estudiar.

– Jerarquizar ideas: no todas las ideas tienen la misma importancia. Por tanto, hemos de buscar las ideas fundamentales del tema, las que forman su armazón, su esqueleto y, a partir de ellas, las ideas principales, secundarias, detalles, etc. Ir del todo a la parte, de lo general a lo particular.

Para seleccionar y jerarquizar ideas, hemos de Subrayar, que es algo similar a hacer un telegrama a partir de una carta. Se trata de señalar las palabras clave y de hacer anotaciones al margen, que constituirán el armazón del texto; sólo leyendo lo subrayado se ha de conocer lo fundamental del tema, con sentido y con una perfecta comprensión.

Esta lectura ya no será rápida, sino pausada, reflexiva, párrafo a párrafo. Se trata de leer cada uno de los párrafos (trazar cada curva con cuidad, adaptando la velocidad lectora a la importancia de lo que se está leyendo), asegurando que se comprende perfectamente.

volante

CONSEJO: usa, si es necesario el diccionario para aclarar el significado de palabras que no entiendes y relee las partes que te cueste comprender las veces que sea necesario; si no eres capaz de comprenderlo, pregunta. Las dudas son enemigos que nunca debes dejar a tu espalda.

 

El libro es tu herramienta de trabajo esencial y el subrayado es una de las técnicas más importantes para una lectura eficaz y activa: permite destacar, mediante un código de señales, lo interesante, lo que vale la pena tener en cuenta; por tanto, favorece la comprensión y la memorización, especialmente en los repasos futuros.

volante

CONSEJOS: El subrayado no debe ser excesivo, limitándonos sólo a lo relevante, a lo que tiene importancia para los objetivos de nuestro estudio.

Te recomendamos que subrayes siempre con lápiz, para poder borrar, y que te crees tu propio código de signos. Nunca subrayes antes de haber hecho una buena prelectura y, al menos, una lectura detenida de cada párrafo, que te aseguren una perfecta comprensión.

Para subrayar debes utilizar los tres tipos de subrayado más importantes:

a) Subrayado lineal: consiste en trazar líneas horizontales debajo de las palabras clave o líneas verticales en el margen, de manera que establezcamos una jerarquía respecto a la importancia de las ideas.
b) Subrayado estructural: son breves anotaciones que complementan y perfeccionan el subrayado lineal, a fin de preparar la síntesis. Utiliza letras, números, flechas, palabras clave, etc. Lo debes realizar en uno de los márgenes. Nos facilitará la creación de esquemas.
c) Subrayado de realce: son como llamadas de atención para posteriores lecturas, consistentes en palabras o signos colocados en el margen derecho:

 

RESUMIENDO: REGLAS Y CONSEJOS PARA SUBRAYAR

Aunque el subrayado es una técnica personal, existe una serie de reglas que debes seguir para que sea más eficaz:

1. Subraya siempre después de una primera lectura comprensiva, en la que te has formado una idea del contenido del texto. Si subrayas la primera vez que lo lees puedes subrayar demasiado (todo te parece importante) o subrayar frases que no expresan nada importante.

2. Conviene ir subrayando cada párrafo de forma independiente, localizando la idea principal del párrafo.

subrayado 01

3. No subrayes lo que no entiendas, busca en el diccionario.

4. Subraya las palabras claves, no hace falta subrayar toda la frase. Las ideas principales son aquellas que dan coherencia al texto. Las ideas secundarias giran en torno a las principales.

5. A veces si se subraya todo esos induce a una memorización literal sin distinguir lo importante de lo accesorio.

6. Lo subrayado debe tener sentido, aunque gramaticalmente no sea correcto.

7. Puedes utilizar dos colores: el rojo para las ideas principales y el azul para las secundarias.

8. Si optas por utilizar más colores debe quedar muy claro qué utilidad se le dará a cada uno, si no en el momento de estudiar puede resultar muy lioso saber para qué se utilizó cada color. Además, usar muchos colores ralentiza el subrayado.

9. También puedes añadir otras señales que servirán para destacar la información, como llamadas de atención, flechas para relacionar ideas, pequeños esquemas, diagramas, interrogaciones,…

10 Las fechas las puedes destacar rodeándolas con un círculo.

                                                                                                                                                    RECUERDA:

Un buen subrayado, acompañado de notas al margen

puede ahorrar mucho tiempo de estudio y mucho esfuerzo,

mientras que un mal subrayado puede llegar a ser contraproducente.

2 Comments

    1. Hola, Joan,

      En ese caso conviene ir anotando las ideas clave y estructurándolas directamente en nuestras notas para componer un esquema. El proceso es un poco diferente y quizá implique hacer y rehacer a medida que se lea el epígrafe completo pero en cualquier caso el objetivo es identificar las ideas principales y la estructura de la información que tiene el texto en cuestión así que te animamos a probarlo ya que practicando un poco se consigue.

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *