¿Preparado para los exámenes?

Aquí te dejamos los mejores consejos para el gran día, de la mano de uno de nuestros expertos en oposiciones: Juanjo Graells.

Y es que se acerca una nueva época de exámenes, y todos sabemos que para enfrentar ese día con éxito no basta con ir bien preparados. Por supuesto, esa es la base, pero durante un examen influyen también otros factores, que es bueno controlar tanto como nuestro temario.

Presta atención, pues es importante que el día “clave” rindas al cien por cien.

… ANTES DEL EXAMEN

Evitar cualquier contratiempo: éste debe ser tu lema. Y para ello debemos dejar el menor espacio posible a la improvisación.

  • Sal de casa con todo lo necesario. 

No dejes para el día del examen lo que puedas haber preparado la noche anterior. Haz una lista con los documentos y objetos que no puedes olvidar. Ésta es nuestra propuesta;

 

– DNI o documento de identificación personal (Imprescindible)

-Resguardo (Puede ser útil en caso de incidencias)

-Reloj (Si hay un día en que tenemos que llevar el tiempo bajo control es éste)

-Bolígrafos (Al menos un par (Azul y negro).

-Botella de agua (Aunque te recomendamos no beber mucho líquido ese mismo día)

-Caramelos (Es bueno tenerlos a mano durante el examen).

 

  • Calcula el tiempo hasta tu destino.

Lo ideal sería llegar al lugar de nuestro examen, al menos, 45 minutos antes de la hora a la que estamos convocados. No olvides que antes de entrar tendrás que comprobar si estás en los listados, localizar el aula de tu examen (Incluso si ésta se ha publicado previamente por Internet, pues podría variar en el último momento).

El objetivo: Llegar a la puerta de tu aula 10 minutos antes de que empiecen a nombraros por orden alfabético.

Lo mejor: comprobar días antes el trayecto y contar con los horarios previstos para el día en cuestión.

DURANTE EL EXAMEN…

No es mal sastre el que conoce el paño, y no es mal alumno el que conoce el mecanismo de los exámenes. Saber cuáles son los tiempos asignados para tu examen y qué debes hacer antes, durante y después te evitará muchos disgustos.

1. ¡Cuidado con el móvil!

El uso de móviles no está permitido durante la mayoría de los exámenes, especialmente en los que forman parte de un proceso de oposiciones. En estos proceso es motivo de expulsión, por lo que lo mejor es no entrar al aula con él. Si lo haces, te recomendamos que le quites previamente la batería, para evitar cualquier malentendido.

Recuerda que hay alarmas que pueden sonar incluso con el móvil apagado.

 

2. Lee las instrucciones.   

Incluso en exámenes reglados previamente, las instrucciones específicas pueden varían de una convocatoria a otra. Lee atentamente las instrucciones y subraya lo que no debes olvidar para tenerlo claro durante todo el examen.

Si hablamos de oposiciones, recuerda que desde que tomamos asiento hasta que empieza el examen pueden llegar a pasar entre 10 y 30 minutos. Utilízalos para leer detenidamente la hoja de instrucciones. En estos casos conviene doblar también la hoja del examen por la línea troquelada de puntos, puesto que así nos será más fácil abrirla en el momento que se nos indique.

Eso sí, ¡¡nunca abras la hoja de preguntas antes de lo indicado!!

 

3. Controla el tiempo.

La hora de inicio “real” de un examen nunca es la misma, y de ella depende directamente la hora-fin, por lo que lo mejor es anotarla en el momento en que el tiempo empiece a correr. En muchas oposiciones la hoja de preguntas, es, además, el lugar ideal para hacerlo, pues ahí podremos hacer las anotaciones que nos parezcan convenientes, y así la tendremos visible, además, en todo momento.

Calcula previamente cuántas preguntas debes contestar cada 30 minutos, por ejemplo. Esto dependerá siempre de cada examen y de tus cálculos para el mismo. Pero… ¡Evita que te pille el reloj!

 

4. ¡Atento a la pregunta!

 ¿Qué me están preguntando “exactamente”? Hasta que no puedas responder con claridad a esta pregunta, no te lances a la piscina de la respuesta, pues muchas cuestiones esconden dobles sentidos, o palabras que matizan o cambian completamente el punto de vista sobre la misma. Sin olvidar las famosas “expresiones-trampa”. ¡Fíjate siempre muy bien en ellas!

 

5. Repasa siempre.

 En la mayoría de los exámenes son las primeras preguntas las que acumulan más errores, pues los nervios suelen concentrarse al inicio. Por eso te animamos a repasar siempre las primeras respuestas de tu examen, y si tienes tiempo, es siempre positivo releer todo el examen.

Graells nos da también algunos consejos PARA EXÁMENES TIPO TEST, como son los de la Oposición de Tramitación Procesal. En este caso, nos dice: “En términos estadísticos, cuando dudes entre dos preguntas, la mejor opción es contestar. Si dudas entre más opciones, déjala en blanco”.

Por nuestra parte, te dejamos este enlace a su videoconferencia, con todas sus recomendaciones. Y esta infografía con un resumen al completo…

 

 

Mucha suerte y… ¡a por todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *