Dos ejercicios diarios para que nada te detenga y logres tu meta

Nos encontramos en nuestras aulas con muchos de nuestros alumnos que comentan expresamente que no se ven capaces de lograrlo, que “no pueden con la oposición”. Puede ser por el temario, largo o difícil, puede ser por aguantar la incertidumbre de todo lo que falta hasta el examen o por la inseguridad al ver tanta competencia para tan pocas plazas.

 

Al final se trata de los normales altibajos y para minimizar ese sentimiento tan negativo lanzamos aquí dos ejercicios concretos que recomendamos hacer todos los días. Dos ejercicios que no han de llevarte más de 3 minutos pero pueden ser la clave para aguantar hasta el final del proceso y, sobre todo, lograr tu objetivo: una plaza.

 

Te los avanzamos en esta infografía (pincha sobre ella para verla más grande) y más abajo dos expertos en la materia te van a explicar por qué y cómo funcionan cada uno de ellos:

Infografía
Infografía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Visualízate consiguiendo tu objetivo.

El ejercicio consiste en dedicar el primer minuto de la jornada de estudio a visualizarte literalmente consiguiendo tu objetivo, no solo leyendo tu nombre en la lista de adjudicación de plazas, sino lo que sea en concreto el motivo por el que te has enfrascado en esta aventura.

 

Es decir, si lo que te ha convencido de opositar es conseguir estabilidad laboral, en esa visualización recréate en cómo será tu vida cuando te incorpores al destino. Si lo que te ha impulsado es poder ejercer tu profesión con la vocación de servicio público, entonces dedica tiempo a los detalles que implica trabajar para la Administración atendiendo a los usuarios, servicios, etc

 

No es baladí ese minuto ya que tener siempre presente la meta va a permitirte que la constancia y disciplina estén fuertes. Te lo cuenta Fernando Viqueira, aprobado de Gestión de Estado, quien con su testimonio sitúa perfectamente la importancia de tener claro el motivo y no olvidarlo durante todo el proceso. Son solo 6 minutos de vídeo pero son pura esencia del éxito aprobando una oposición:

 

 

  1. Moldea tu seguridad.

 

Hablábamos al principio de lo normal que es dudar de uno mismo sobre todo en procesos largos, duros y cargados de competitividad. Es fácil caer en la duda pero podemos entrenarnos para minimizarla con dos minutos al día adoptando una posición de poder.

 

Está demostrado que nuestro lenguaje corporal no solo refleja nuestras emociones sino que también funciona en sentido inverso y determinadas posturas sirven para “forzar” determinadas emociones, en este caso, la de seguridad en un@ mism@.

 

En el siguiente vídeo de TED la psicóloga social Amy Cuddy nos enseña como las “posturas de poder” —mostrar una actitud de seguridad, aun sintiéndose inseguro— pueden alterar los niveles cerebrales de testosterona y cortisol, e incluso mejorar nuestras probabilidades de éxito.

 

En este caso el vídeo (con subtítulos en castellano) dura poco más de 20 minutos y te recomendamos verlo entero pero, si tienes poco tiempo, salta a partir del minuto 16, veas lo que veas… no dudes y ¡aplícalo!

 

 

Si quieres ampliar un poco más todo lo que acabamos de contarte no dejes de leer un post de anterior con tres trucos para mantener la constancia (pincha aquí para leerlo)  pero también queremos leer todo lo que ya estás haciendo para conseguir esa plaza que esperas así que,  por favor, no te vayas sin dejar en los comentarios tus propios trucos y comentarios sobre este tema. Entre todos nos haremos más fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *