Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

NOTICIAS

CURSOS Y SEMINARIOS - 16-09-2019

Solo 2 de cada 10 empresas están formándose para la transformación digital

Según un informe elaborado por la Cámara de Comercio

TransformaciónDigital

Según la estrategia España Empresa Digital, elaborada por la Cámara de Comercio de España, menos del 23% de las pymes forman a sus trabajadores en competencias digitales. Estas cifras varían según el tamaño de la empresa: así, en las compañías de entre 10 y 49 trabajadores en plantilla, este porcentaje se sitúa en el 18,5%, mientras que en las empresas de entre 50 y 250 trabajadores, alcanza el 37,4%.

La tecnología está ya al alcance de todas las empresas y la digitalización no es solo un reto tecnológico: la digitalización permite que las empresas, independientemente de su tamaño y sector, se adapten a los clientes, y facilita grandes oportunidades de crecimiento e internacionalización.

En un entorno cada vez más globalizado y sujeto a continuos cambios, la transformación digital permite a las empresas acceder a nuevos clientes y productos, aumentar su flexibilidad, su eficiencia y su productividad y generar nuevos productos servicios y hasta nuevos modelos de negocio.

Además, como señalan desde Fundación Cotec, la digitalización podría suponer un incremento adicional del PBI de entre un 1,8% y un 2,3% anual hasta 2025. También contribuiría a la creación de empleo de calidad, ya que cada puesto de trabajo digital generaría entre dos y cuatro empleos. Sin embargo, según este mismo informe, España está todavía lejos de sacar el máximo partido a las ventajas de la economía digital, ya que solo aprovechamos el 13,5% de nuestro potencial digital. Existe, por tanto, un amplio margen de mejora que implicaría un cambio sustancial de nuestro modelo productivo.

La hiperconectividad, el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial o la Ciberseguridad protagonizan una cuarta revolución industrial a la que las empresas españolas están a tiempo de sumarse: el Big Data, el análisis y la explotación de esa cantidad de información generada diariamente en internet son la base del crecimiento exponencial de la economía digital. La capacidad que tengamos para analizar, utilizar y convertir esta información en conocimiento práctico será determinante.

Como señalan desde la Cámara de Comercio, para abordar este reto es fundamental contar con equipos profesionales capacitados. Dependiendo del tipo de actividad, será necesaria formación en habilidades técnicas para el uso y diseño de nuevas herramientas para desarrollar el talento digital de los trabajadores. Y no solo eso: dado que las competencias que marcan la "actitud digital" son habilidades actitudinales, las empresas deberán reforzarlas con formación que les permita enfocar la actividad diaria con nuevos valores propios de esta transformación digital en la que están inmersas.