Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

NOTICIAS

CURSOS GRATUITOS - 01-02-2019

Publicada la Convocatoria Estatal 2018 para trabajadores con un presupuesto de 350 millones de euros

La Convocatoria incluye 8.148 especialidades formativas

El 24 de enero de 2019 se publicó el Extracto de la Resolución de 18 de enero de 2019, del Servicio Público de Empleo Estatal, que aprueba la convocatoria estatal de subvenciones de programas de formación dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados. Esta convocatoria incluye las siguientes novedades:

Importe de las subvenciones en el marco de esta convocatoria

El importe global asignado a las subvenciones asciende a 350 millones de euros, repartidos entre los diferentes tipos de programa susceptibles de ser solicitados:

  • Programas de formación trasversales, con una financiación de 32.900.000 €
  • Programas de formación sectoriales estatales, con 299.300.000 €
  • Programas de formación transversales dirigidos a trabajadores autónomos y a personas y socios de la economía social, con 8.900.000 € destinados a cada uno de ellos.

Entidades que podrán solicitar subvenciones.

Podrán presentar solicitudes las entidades de formación o las agrupaciones, con presencia en más de una Comunidad Autónoma o Ciudad con estatuto de Autonomía, que cuenten con recursos humanos, aulas, instalaciones o plataformas digitales que permitan la impartición de las especialidades formativas solicitadas al menos en dos comunidades o ciudades autónomas.

Las entidades solicitantes deberán estar acreditadas y/o inscritas, en el momento de presentación de las solicitudes, en aquellas especialidades formativas que incluyan en el programa de formación para el que se solicita la subvención.

Además, deberán estar constituidas como entidades de formación con anterioridad al 1 de enero de 2018, así como contar al menos con una persona contratada por cuenta ajena con anterioridad al 1 de enero de 2018.

Novedades en las limitaciones al importe solicitado.

Se amplía el importe que una entidad puede solicitar en el conjunto de la convocatoria a 5.760.000 euros frente a los 4.120.755,09 de la convocatoria de 2016.

Tanto en los programas transversales generales, como en los transversales de autónomos y de economía social, se podrá solicitar hasta un 10 por ciento del presupuesto asignado a cada tipo de programas, lo que implica una reducción del porcentaje con relación a la convocatoria 2016, cuyos límites fueron de un 15 por ciento para los transversales generales, y de un 20 por ciento para los de autónomos y de economía social.

Novedades sobre alumnos participantes y colectivos prioritarios.

Con ciertas salvedades, un trabajador podrá recibir formación en el marco de la convocatoria hasta un máximo de 180 horas, y no podrá participar en más de tres acciones formativas. Esto supone duplicar las horas limitadas en la convocatoria 2016, en la cual un trabajador sólo podía aspirar a 90 horas de formación, también con ciertas salvedades.

Con relación a los colectivos prioritarios, y a diferencia de la convocatoria 2016, la valoración de este aspecto vuelve ser unitaria, de tal forma que ya no se puntúa separadamente el colectivo de trabajadores de PYMES respecto del resto de colectivos. Es novedosa también la consideración dentro de esta categoría de las personas menores de 30 años.

En la convocatoria actual, el criterio de valoración sobre colectivos prioritarios otorga la máxima puntuación si el compromiso supera el 40 por ciento de participantes, a diferencia de la convocatoria 2016 que asignaba la máxima valoración solo si se alcanzaba el 100 por cien. Este importante cambio ha devuelto la posibilidad de recibir formación a un elevado número de personas no encuadradas en dichos colectivos.

Otras importantes novedades en la metodología de valoración técnica.

Además de la ya indicada en el apartado de colectivos, destacamos las siguientes novedades en la Metodología de valoración:

La actual convocatoria ya no puntúa la experiencia en impartición previa o el grado de ejecución en convocatorias anteriores. Tampoco realizar una propuesta económica inferior a los módulos económicos máximos. Asimismo, no otorga puntuación que las entidades tengan certificaciones de calidad, que la oferta de acciones formativas sea diversa, o que dicha oferta contenga acciones formativas programadas en menor medida.

Por otra parte, se promueve una oferta formativa más abierta y variada, al haberse flexibilizado dos criterios que en la convocatoria 2016 provocaron concentrar la oferta en un repertorio muy limitado de acciones formativas, muchas de las cuales han sido además muy poco demandadas. La convocatoria actual otorga la máxima puntuación si los participantes en acciones formativas priorizadas y vinculadas a las áreas prioritarias superan el 50 y el 40 por ciento, respectivamente, del total de plazas ofertadas, frente a un 100 por ciento promovido por la convocatoria 2016. Esto deja margen para ampliar el repertorio, pues ya no se penaliza abrir la oferta a las especialidades formativas no puntuadas en la convocatoria, pero que sí son muy demandada por trabajadores y empresas.

Sin embargo, otros dos criterios novedosos han generado cierta controversia y confusión. Uno de ellos otorga 10 puntos (al parecer, a todo o nada) si el porcentaje de participantes en acciones formativas presenciales suponen el 60 por ciento del total del programa. Otro criterio asigna 5 puntos (también, a todo o nada) si el porcentaje de participantes en acciones formativas mixtas supone el 40 por ciento del total. La aspiración a puntuar en ambos criterios implica renunciar de lleno a la teleformación, a pesar de ser una convocatoria dirigida a ocupados, donde esta modalidad es la más demandada y accesible por la mayoría de los trabajadores.

Se valora la difusión de las acciones formativas a través de Redes Sociales, de un Plan de medios mixto y la colaboración con organizaciones sectoriales relacionadas con el sector de referencia.

Con relación a la capacidad técnica de la entidad solicitante, se valora el número de formadores y personal de apoyo técnico-metodológico que hayan sido contratados por la entidad beneficiaria a la fecha de inicio de la primera acción formativa.

En el criterio de alcance territorial, se obtiene la máxima puntuación cuando los lugares de impartición en modalidad presencial se encuentren ubicados en más de dos Comunidades Autónomas o Ciudades con estatuto de Autonomía.

La Convocatoria incluye 2.875 especialidades formativas, de las cuales ADAMS Formación incluye 100 en su catálogo de especialidades.