Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

NOTICIAS

ADMINISTRACIONES PúBLICAS - 22-06-2016

La Ley 39/2015 persigue mejorar la eficiencia administrativa e incrementar la seguridad jurídica


La Jornada “Novedades de la Ley 39/2015 de Procedimiento Administrativo Común” organizada el 8 de junio en la sede corporativa de ADAMS Formación, contó con la asistencia de personal de diferentes organismos y entidades de la Administración Pública y también fue seguida en formato streaming.

En ella participaron como ponentes Dolores Vicente, Funcionaria del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado y Vocal Asesora de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, así como Carolina García y Luis de Manuel, docentes de Adams, especialistas de Derecho Administrativo y Abogados ejercientes. Gloria Oliveros, Directora de Empleo Público de ADAMS Formación, presentó este evento, e incidió en que “la importancia del conocimiento y la correcta aplicación de la Ley 39/2015 es lo que nos mueve a organizar esta jornada”.

Detrás de la reforma hay razones económicas y jurídicas
La intervención de Dolores Vicente se centró en los Motivos y Objetivos de la Ley. “Detrás de la reforma hay razones económicas y Jurídicas”.

Como hitos económicos  de este proceso de reforma destacó el Plan CORA y la presentación en abril de 2015 del Programa Nacional de Reformas a la Comisión Europea donde el Estado Español se comprometió a aprobar la Ley 39 y la ley 40 con el objeto de impulsar medidas para racionalizar la actuación administrativa, mejorar la eficiencia en el uso de los recursos público y su productividad.
Entre las razones jurídicas señaló la “vinculación positiva, principio de legalidad, la Obsolescencia, incorporando al texto de la ley la línea jurisprudencial, y la sistematización de las materia repartida hasta ahora en diversos textos legales.

Objetivos de la Ley: Mejorar la Eficiencia Administrativa y la Seguridad Jurídica
“Mejora de la eficiencia con una Administración totalmente electrónica con cero papel e interconectada en sus relaciones internas y externas y mejora de la seguridad jurídica al sistematizar la regulación en dos leyes (ley 39 y 40) recogiendo las líneas jurisprudenciales” son los objetivos destacados por Dolores Vicente.

JornadaAAPP
"No habrá procedimientos especiales, habrá un procedimiento exprés o simplificado, desaparecen las reclamaciones previas a la vía civil o laboral, se apuesta por cómputo de plazos por horas, se establece como sistema de notificaciones infructuosas la publicación en el BOE, se agiliza el trámite de aportar documentos en el procedimiento administrativo siendo suficiente con carácter general la entrega de copias, no originales, salvo excepciones y se apuesta por el pago electrónico de las obligaciones con las Administraciones Públicas”, son algunas de las novedades sobre las que incidió Dolores Vicente en su intervención.  En cuanto a la entrada en vigor, señala el 2 de octubre de 2016 excepto algunas cuestiones que tienen una “vacatio legis” adicional.

La tramitación electrónica debe constituir la actuación habitual de todas las Administraciones
Por su parte Luis de Manuel, explicó el ámbito subjetivo de la Ley, los nuevos derechos de los administrados (derecho a comunicarse mediante el punto electrónico de acceso general y derecho a ser asistido por la Administración en el uso de los medios electrónicos, derecho a la protección de datos de los ciudadanos en el manejo de los mismos por la Administración Pública y derecho a pagar por medios electrónicos.

También habló del Registro electrónico de Apoderamientos y Sistemas de identificación digital, la identificación electrónica - la identificación de los ciudadanos se universaliza con el DNI electrónico- la certificación, sello y firma electrónica. En cuanto al Registro electrónico comentó que ha de ser obligatorio e interoperable (pudiendo presentar el administrado solicitudes o recursos en cualquier Registro de las AAPP). La entrega de documentos en el Registro de forma presencial conllevará la digitalización de los mismos. En cuanto al Archivo electrónico será único, debiendo tener un formato auténtico con garantía de conservación.

La Certificación del silencio administrativo se tiene que emitir de oficio
Carolina García destacó cambios importantes en cuanto a la obligación de resolver de la Administración (tanto en cuanto al momento en el que se inicia el plazo para resolver – en el momento de entrada en el Registro electrónico en caso de procedimientos iniciados a instancia de parte-, las causas de suspensión –como la recusación-, y el momento final para dictar la Resolución y notificación (donde hizo referencia a la “puesta a disposición”).

Dedicó especial atención al Silencio administrativo entendiéndose que en procedimientos iniciados a instancia de parte, la no resolución en plazo se entenderá como silencio positivo salvo que se determine lo contrario (pero son muchas las excepciones  y por tanto muchos los casos de silencio negativo).

El doble silencio en Recurso de alzada será positivo salvo en los casos excepcionales previstas en la ley en los que será negativo. Como novedad importante: la certificación del silencio se tiene que emitir de oficio en un plazo de 15 días. En el caso de los procedimientos iniciados de oficio, si es favorable (reconocimiento de derechos por ejemplo)  en caso de silencio se entenderá negativo y si fuera desfavorable (sancionador por ejemplo) se produce caducidad con archivo de las actuaciones.

“En el caso del silencio, necesitamos que no se venza el plazo para interponer recursos, Este ha sido un gran cambio en la nueva Ley” matizó Carolina.

En cuanto al cómputo de plazos y como novedad Carolina señaló: “se establecen plazos por horas (se establece en un día hábil, las 24 horas y no pueden ser superior a 24 horas), serán inhábiles los sábados, los domingo y los festivos. Y  en cuanto al cómputo de plazos en Registros electrónicos: se entenderá presentado un documento a la primera hora del primer día hábil siguiente”.

Si quieres ver la jornada completa, pincha aquí:
Parte I
Parte II