Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

NOTICIAS

EMPRESAS - 11-09-2019

La formación programada registró más de 4,4 millones de participantes en 2018

Según la radiografía anual de FUNDAE sobre formación en empresas

InformeFUNDAE

Según se desprende del Informe anual de FUNDAE, durante 2018 el número de participantes en formación programada superó la cifra de 4,4 millones, lo que supuso un incremento del 10% respecto a 2017.

Tal y como se desprende del Informe anual que realiza FUNDAE, a lo largo de 2018, más de 360.000 empresas han formado a sus trabajadores a través de 347.404 acciones formativas de formación programada con una duración media de 14,8 horas. Cada trabajador formado realizó una media de 1,6 acciones formativas, o, lo que es lo mismo, recibió 23,4 horas de formación gracias a la programada durante 2018.

Si atendemos al perfil de los trabajadores que se forman, la tasa masculina (54,7%) sigue por encima de la femenina (45,3%); por tramos de edad, el 35,3% de los participantes en acciones formativas tienen entre 36 a 45 años y el 28,3% tienen entre 46 y 55 años. En cuanto a la cualificación, el 29% de los participantes son titulados universitarios, un porcentaje que en el caso de las mujeres se eleva hasta el 35%.

En cuanto a las características de la empresa, el 92% de las grandes empresas (más de 250 trabajadores) realizan formación bonificada, así como el 81,2% de las medianas empresas (de 100 a 249 trabajadores), frente al 49,7% de las pequeñas empresas (de 10 a 99 empleados en plantilla) y al 16,6% de las microempresas (entre 1 y 9 trabajadores). En cuanto al porcentaje de fondos que consumen, las microempresas consumen más del 80% de los fondos de los que disponen.

Por modalidad, la formación presencial sigue siendo la opción preferida: el 75,5% de los participantes durante 2018 realizaron cursos presenciales con una duración media de casi 11 horas. La teleformación es la modalidad que utilizan el 23,5% de los participantes, con una duración media de 26,2 horas, y la mixta (que combina presencia y online), es la opción preferida del 1% de los participantes, con acciones formativas que tienen una media de 44,2 horas de duración.

La formación programada de 2018 ha ido destinada, principalmente a mejorar las competencias profesionales de los trabajadores relativas a administración y gestión, seguridad y medio ambiente e idiomas (fundamentalmente inglés).

En el ámbito territorial, Madrid, Cataluña, Navarra, Aragón y País Vasco son las comunidades autónomas que superaron la tasa media de cobertura, mientras que La Rioja, Ceuta y Melilla registraron las tasas más bajas, según los datos del informe de FUNDAE.

En cuanto a inversión, durante 2018 se destinaron 664,1 millones de euros a formación programada, lo que supone el 58% de los fondos de formación dirigida prioritariamente a trabajadores ocupados.

Respecto a 2017, la formación programada ha mejorado, ya que se ha incrementado el número de empresas participantes, así como los trabajadores formados y las acciones formativas.

El sistema de bonificaciones a la formación tiene carácter estatal. Todas las empresas privadas que tienen algún centro de trabajo en España y cotizan por formación profesional a la Seguridad Social, pueden realizar formación bonificada. Para poder bonificarse los costes de la formación, las empresas, además de comunicar el inicio y finalización de las acciones formativas, tienen que asegurar el desarrollo satisfactorio de las mismas o encomendárselos a una entidad externa que debe, además, someterse a las acciones de comprobación, seguimiento y control que realicen las Administraciones.

Si aún no lo has hecho, ¡aprovecha tu crédito y mejora las competencias profesionales de tu empresa!

Más información