Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

NOTICIAS

CERTIFICADOS PROFESIONALIDAD - 12-08-2019

La Comunidad de Madrid lanza el Bono Formación

BonoFormacion

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el Bono Formación, un modelo de formación subvencionada que va a permitir a los madrileños en situación de desempleo obtener un certificado de profesionalidad que les ayude a mejorar su empleabilidad, eligiendo el centro formativo y el momento para recibir esta formación.

Para poder beneficiarse de este Bono Formación es necesario residir en la Comunidad de Madrid y estar inscrito en la oficina de empleo como demandante de empleo. Las acciones formativas a través de este Bono serán totalmente gratuitas para los alumnos.

A través de este proyecto piloto, los desempleados pueden cursar de manera presencial certificados de profesionalidad de la familia profesional de Comercio y Marketing. Con esta iniciativa, la Comunidad de Madrid calcula que cerca de 2.000 personas podrán formarse en 19 certificados de profesionalidad diferentes en cualquiera de los 72 centros formativos adheridos a este proyecto.

Como explican desde Comunidad de Madrid, el proceso para la obtención del Bono Formación se inicia en las oficinas de empleo “donde un orientador prescribe el bono al trabajador durante la elaboración de su itinerario personalizado, al considerarlo el recurso más adecuado para mejorar su empleabilidad y acelerar su inserción laboral”. A partir de ese momento, el beneficiario obtiene acceso a su oficina virtual, donde podrá elegir el centro y el momento en el que quiere matricularse en el curso presencial.

Además de facilitar que el alumno pueda elegir el centro en el que quiere realizar la formación, el Bono Formación permite mantener abierta la oferta formativa todo el año y no solo en los periodos subvencionables. De esta manera, se consigue adecuar aún más la oferta y la demanda de formación para el empleo, contribuyendo a la empleabilidad y la inserción laboral de las personas en situación de desempleo. Además, se mejoran los sistemas de control y seguimiento de las formaciones.