Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

NOTICIAS

CURSOS Y SEMINARIOS - 04-01-2021

Cómo forman a sus plantillas empresas como BBVA, Burger King, Game o RIU Hoteles

Formacion-subvencionada-empresas

Cada vez más empresas son conscientes de la importancia de la formación continua de sus plantillas. Para ello, elaboran sus planes formativos y, en la mayoría de los casos, utilizan la bonificación de la formación programada a través de la cual en 2019 se formaron 4,6 millones de personas, según FUNDAE (Fundación Estatal para la Formación en el Empleo).

La formación programada o de demanda, las que las empresas diseñan específicamente para sus trabajadores, no es la única manera en la que pueden proporcionar formación a sus trabajadores. A través de la formación subvencionada o de oferta (diseñada por el Estado o las Comunidades Autónomas), las empresas pueden complementar la formación programada y ofrecer a sus trabajadores cursos sin ningún coste ni para los alumnos ni para la empresa.

En ADAMS hemos organizado un coloquio para analizar qué beneficios tiene la formación gratuita como complemento a la programada. En el debate han participado Begoña González, Formación Corporativa en Grupo Alsea (Domino's Pizza, Starbucks, Burger King, Vips); Vanessa Vilaseca, responsable de Formación de GAME España; Fran Puerto, consultor interno de Formación y Desarrollo en OPPLUS (Grupo BBVA); y Pere Torrens, director corporativo de Formación de RIU Hoteles.

Para estas empresas, que aprovecharon el periodo de confinamiento para que sus trabajadores mejoraran su capacitación, la incorporación de la formación subvencionada a sus planes formativos ha tenido importantes ventajas:

    • En muchos casos, los trabajadores realizaron los cursos mientras se encontraban en situación de ERTE. Que la empresa les ofreciera esta formación en un momento de inestabilidad y preocupación, les ayudó a mantener un nexo de unión con la empresa, a fortalecer su sentido de pertenencia y a que se sintieran más motivados.
    • Formación acreditada: una vez finalizado el curso, los alumnos reciben un diploma acreditativo del SEPE, lo que les da confianza sobre la validez de la formación. Incluso, en el caso de los certificados de profesionalidad, se trata de una formación oficial.
    • Que sea una formación voluntaria y libre en la que los trabajadores deciden en qué quieren formarse, ayuda a las empresas a conocer las inquietudes de las plantillas en materia de formación y a ofrecer una formación más amplia y acorde a lo que están demandando los trabajadores.
    • Promoción profesional:Que la empresa sepa la formación que realizan los trabajadores influye en sus planes de carrera y en sus opciones de promoción interna. El empleado se convierte en el protagonista de su desarrollo.
    • La formación profesional siempre es de utilidad, aunque no toque un aspecto esencial de la actividad del momento, y es un muy buen indicador para ver cómo los profesionales aplican la creatividad a determinadas procesos.
    • Flexibilidad: Al tratarse de formación online, los alumnos podían realizarla donde quisieran y cuando quisieran.
    • Impacto económico en la empresa: la formación de los profesionales tiene un impacto tanto directo como indirecto en la empresa. No solo se reducen gastos en formación, sino que, contar con profesionales mejor formados, tiene un impacto directo en los resultados de la compañía.

Si tú también quieres mejorar el plan formativo de tu empresa, conoce la experiencia de RIU Hoteles, Grupo Alsea, GAME y OPPLUS.

Preguntas Frecuentes

Campus Virtual

Adams Test