Estudiar ¿solo o en grupo?

Sólo, con tus apuntes, tu café y tu propio ritmo o en grupo, con las inquietudes, las ideas y las risas de tus compañeros. Esta es la pregunta que te hacemos hoy.

Si ya tienes la respuesta, porque ya has probado ambos métodos, te animamos a que nos comentes tu experiencia, y si no, te dejamos algunas claves para que le saques todo el partido, tanto al estudio en solitario, como al aprendizaje en grupo, que no todos hemos probado, y que para muchos estudiantes puede resultar, incluso, más efectivo que quedarse a solas con sus libros.

VENTAJAS DE ESTUDIAR EN SOLITARIO

Es un clásico. Los lobos solitarios del estudio son mayoría y, por supuesto, no vamos a esconder sus ventajas, que son muchas. Aquí te recordamos las más importantes:

  • Estudias a tu propio ritmo. No todos aprendemos igual, y es que ya sabemos que cada persona tiene sus propios ritmos. Y no cabe duda de que es mucho más fácil coordinarnos con nosotros mismos, descansar cuando nos lo pide el cuerpo o la cabeza, apretar el acelerador cuando estamos más predispuestos a ello, y dejar los repasos, y los temas más sencillos para cuando no estamos en nuestro mejor momento.
  • Maximizas la concentración. Siempre será mucho más fácil que te concentres al máximo en soledad que en grupo. Al menos así es para la mayoría. Aunque estar solos no es ninguna garantía para concentrarnos en lo que tenemos delante. Además, hoy tenemos tantas distracciones a mano, que quizá los compañeros lejos de distraernos, eviten que tomemos el camino del medio. Pero esa es otra cuestión, pues en principio el silencio y la soledad siempre ayudan a la concentración.
  • Nunca bajas de nivel. Cuando estudiamos en solitario sabemos siempre en qué punto nos hayamos, y solo retrocedemos si lo necesitamos. Cuando lo hacemos en grupo es posible que tengamos que volver a temas ya superados por nuestra parte, y muchos estudiantes pueden vivir esta situación como una pérdida de tiempo. De hecho, estudiando en solitario podemos controlar cuándo pasar al siguiente nivel.

Pero todas estas ventajas tienen también su otro lado de la moneda. La cara que no vemos cuando estudiamos en solitario, y que puede sernos de gran ayuda en la situación opuesta: el estudio en grupo.

VENTAJAS DE ESTUDIAR EN GRUPO

Para muchos un camino inexplorado, un bosque todavía por descubrir. Por eso queremos ponértelo un poco más fácil, y adelantarte algunas de las ventajas que, indiscutiblemente, obtendremos de animarnos a estudiar en grupo.

  • Te enriqueces con nuevas ideas y materiales. Tenemos inteligencias múltiples, y seguro que en tu grupo de estudio vas a encontrar que tus compañeros son fuertes en diferentes materias. Por tanto, la primera de las ventajas que tiene estudiar en grupo es precisamente el poder beneficiarnos de toda esa riqueza, que nos ayudará a analizar desde otros puntos de vista, a discutir ideas, y en consecuencia a memorizar conceptos a través de la propia experiencia de conversar sobre ellos. Además, el intercambio de materiales y apuntes supone, de entrada, un enriquecimiento constante.
  • Cuentas con un antídoto contra la pereza. Estudiar en grupo nos obliga a hacerlo incluso cuando no queremos. Al no poder gestionar nuestros tiempos de forma personalizada, nos vemos condicionados a responder y poner nuestro cerebro activo en cuanto el grupo lo requiere. Esto es un ejercicio muy positivo para la memoria y la concentración, con el que ambos “músculos” se fortalecen, lo que provocará, a su vez, que respondan cada vez mejor en diferentes situaciones.
  • Despejas casi todas tus dudas. Uno de los grandes problemas de estudiar en solitario es que no tenemos a quién acudir cuando el libro o los apuntes nos dejan con la incertidumbre. Por tanto, ésta es una razón muy poderosa para estudiar en grupo, al menos de vez en cuando.

Y es que es muy probable que entre todos deis con la solución a esas “preguntas” que siempre surgen, y esto, en el caso de los estudiantes de oposiciones, que pasáis muchas horas solos frente al libro puede ser muy, pero que muy útil.

De hecho, cada vez son más los estudiantes que estudian con frecuencia en grupo, y también cada vez más los expertos que resaltan sus virtudes.

¿Y tú? ¿Has probado ya a estudiar en grupo? ¿Qué otras ventajas encuentras en cada caso? Anímate a comentarlo, porque al final este Blog es también una pequeño-gran grupo de compañeros 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *