Quiénes son… los Ayudantes de instituciones Penitenciarias

Su trabajo es poco conocido y muchas veces hasta poco reconocido, debido a que la mayoría de las personas ignora cómo se desarrolla la vida en un centro penitenciario, pero su labor es clave para el buen funcionamiento de estas instituciones. Y es, además, una labor tranquila, bien remunerada, y con algunos beneficios particulares, en comparación con el de otros funcionarios.

Está condicionada, eso sí, por lo excepcional del medio en el que se desarrolla, aunque es necesario resaltar que la conflictividad de estos espacios es muy baja, y que no se corresponde en absoluto con la imagen, en la mayoría de los casos distorsionada, que suelen ofrecer de ellos tanto el cine, como los medidos de comunicación en general.

Se trata de espacios bien acondicionados, con los establecimientos necesarios para la vida social y cultural de los internos. Y en ese sentido, el objetivo principal de este cuerpo de funcionarios es ayudar a quienes están “recluidos” en estos centros a sortear los obstáculos que se les puedan presentar en su día a día.

Por lo que si estás pensando en trabajar como uno de ellos debes ser un persona responsable y receptiva tanto a las necesidades de los internos, como a las instrucciones de los mandos superiores.

Además, estos funcionarios deben conocer en profundidad el régimen de derechos y deberes de los y las internas en un centro penitenciario.

Eso sí, trabajar como miembros de este cuerpo tiene una serie de VENTAJAS:

  • La estabilidad profesional propia del funcionariado.
  • El salario. Se trata de una remuneración “alta” dentro de la categoría a la que pertenece el cuerpo, que puede rondar los 2.200 euros brutos al mes para un recién ingresado. Cifra que se verá aumentada por trienios.
  • El horario, de 37,5 horas a la semana, con la posibilidad, en algunos casos, de agrupar turnos y de disponer de un día libre a la semana, y en otros de acumular hasta 10 jornadas de compensación por su trabajo durante los días festivos.

Existen tres áreas bien definidas dentro del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias, con sus características específicas:

VIGILANCIA INTERIOR.- Encargados de la vigilancia y el control de los internos, se dividen en dos grupos y forman parte del colectivo de trabajadores más numeroso dentro de una institución penitenciaria.

Grupo genérico interior V1: Activos (por turnos) las 24 horas del día los 365 días del año, sus retribuciones son las más elevadas, y su labor es la de hacer cumplir el orden y mantener un contacto directo con los internos en su día a día dentro de los módulos.

Grupo genérico interior V2: Su actividad no incluye las noches, y su trabajo consiste en la vigilancia de las áreas fuera de los módulos, como accesos, áreas socioculturales, áreas deportivas, etc. Retribuciones algo inferiores a las del grupo V1.

ÁREA MIXTA.-  Desarrollan funciones administrativas, pero manteniendo contacto con determinados internos, y están encargados de servicios específicos y básicos dentro del centro como vestuario, cocina, mantenimiento, etc.

Al no estar sujetos a turnicidad y al mantener contacto con los internos seleccionados como “menos conflictivos” su retribución es menor a las del área de vigilancia.

OFICINAS.- Desarrollan funciones puramente administrativas sin ningún contacto con los internos. Están ubicados en el exterior del centro penitenciario y, debido a esto y al no estar sujetos a turnicidad reciben una retribución inferior al resto de áreas.

Como vemos, el trabajo en una penitenciaria es mucho menos “peliculero” de lo que puede parecer a primera vista, y tiene, además, gratificaciones tanto a nivel profesional como personal que resaltan quienes lo desarrollan a diario. Sin olvidar que las oposiciones a este cuerpo son especialmente atractivas en relación al número de plazas y al número de opositores que suelen concurrir a las mismas.

Una opción poco conocida y más “atractiva” de lo que probablemente imaginabas 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *