Los clásicos olvidos y cómo combatirlos

Fenómeno “lo tengo en la punta de la lengua

¿En qué consiste?

Es frustrante, sabemos que está ahí, pero no conseguimos recordarlo. Algunas veces no conseguimos recordar una palabra pero, podemos describirla, recordar la letra por la que empieza y tener la sensación de que va a salir en cualquier momento. Por tanto, la idea de lo que se quiere recordar está en un almacén que se reconoce y la palabra o frase que se busca está en otro almacén que no se encuentra. Todo esto demuestra que el proceso de la recuperación de las palabras no es de todo o nada, sino que las representaciones fonológicas y semánticas de las palabras son independientes y se apoyan mutuamente.

Técnica para evitarlo

  • Se debe intentar poner la información en el contexto en el que la memorizamos. Recordar la página del libro, la ubicación dentro de la página, si tenía algún color utilizado para destacarla, si la incorporamos a alguna de las síntesis realizadas… Con ese esfuerzo mental será más fácil recuperar la información del almacén en el que se encuentra ya que estaremos realizando conexiones neuronales que, en definitiva, son las que demuestran la fortaleza de nuestro “disco duro”, el cerebro

 

Efecto Interferencia

¿En qué consiste?

Ocurre cuando otra información aprendida antes o después interfiere con nuestros recuerdos, tanto en la memoria a corto como largo plazo. Cuando un material es muy similar al que estamos aprendiendo, nos impide trasladarlo desde la memoria a corto plazo al almacén de largo plazo. En la “interferencia proactiva”, el material previamente aprendido interfiere con la habilidad para recordar el material nuevo.

Técnica para evitarlo

  • Si son materiales muy parecidos y expresan ideas, se debe tratar de enlazarlos y reconstruirlos juntos en un mapa conceptual o mental común u otro sistema cómodo para uno.
  • Si son cosas técnicas similares, pero deben ser reproducidas de memoria exactamente como el original y por separado, se deberá repasar ambas informaciones en horarios distintos y espaciados, y preferentemente dormir entre ambos aprendizajes para minimizar la interferencia.

 

Fallo en la recuperación

¿En qué consiste?

La teoría del desuso podría explicar el fallo en la recuperación. Esto es, por la falta de uso, los recuerdos se debilitan y finalmente se pierden.

Técnica para evitarlo

La solución es muy sencilla: REPASAR

Creo que todos planteamos sesiones para repasar lo ya estudiado, la clave, según la curva del olvido, es CUANDO. No vale hacerlos solamente al terminar un tema o un bloque, hay que hacerlos más seguidos, o al menos con cierta estructura:

Partiendo de la curva del olvido, debemos hacer lo siguiente:

  • Leer el tema justo antes de acostarnos el día siguiente que lo hemos estudiado. Es decir, si acabamos un martes, el miércoles, lo leemos antes de acostarnos.
  • Repasamos el tema una semana después de haberlo estudiado. Repaso a conciencia, es decir, le dedicamos el tiempo que sea necesario, recitando la información.
  • Volvemos a repasar el tema un mes después de haberlo estudiado (que en realidad será 15 días después del primer repaso). En este punto es donde tendrías que notar la diferencia. La cantidad de información que recordéis tiene que ser cercana al 70-80%.
  • Para continuar reteniendo esa información, habría que continuar los repasos cada tres meses. Pero eso va a depender de cada oposición y de cada convocatoria. No se puede esperar tres meses, si quedan apenas 7 meses para la oposición, así que, en esos casos, deberán ser repasos mensuales.

 

 

 

 

Y si además quieres profundizar y conocer más sobre las mejores técnicas para fortalecer la memoria, no olvides pinchar en estos tres enlaces.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *