Kit de supervivencia para opositores en cuarentena

Como estudiante ya estás acostumbrado a largas jornadas delante de los libros, a minimizar las salidas o las relaciones sociales y a la auto-disciplina. Lo que te da una buena ventaja a la hora de enfrentar el confinamiento.

Sin embargo, aunque tu casa fuera ya tu lugar habitual de estudio, la cuarentena nos obliga a todos a cambiar nuestra rutina diaria. Y a hacerlo lo más rápido posible.

De un día para otro se acabaron las clases presenciales, no podemos ir a la biblioteca y tampoco salir a pasear por el campo para despejar la mente. Mucho menos programar un encuentro con amigos o familiares durante nuestro tiempo de ocio.

En conclusión, necesitamos un nuevo kit de supervivencia para nuestro día a día. Y ¡lo necesitamos ya!

Por eso, aquí te dejamos algunos consejos, para que organices el tuyo como mejor te convenga, pero sin olvidar nada por el camino…

  1. Cada cosa en su sitio. Sí antes era importante, ahora es doblemente imprescindible. Decide cuál va a ser tu espacio de trabajo dentro de la casa y mantelo limpio, ordenado y luminoso. Y sobre todo ¡No lo cambies!

Pero además debes adaptar también otros espacios. Es bueno identificar determinados rincones con ciertas actividades y horarios, para que el cerebro se acostumbre a relajarse o activarse según al entrar en cada uno.

  1. Más organización que nunca. Se organizado y cumple con los horarios, tanto para estudiar como para descansar. Es algo que te hemos recomendado con frecuencia en el Blog, pero que ahora es más importante que nunca, cuando nuestra movilidad general se ve reducida.

En este sentido, el método POMODORO, del que ya te hemos hablado, te puede venir muy bien. Con él puedes delimitar muy fácilmente los tiempos de estudio y de descanso y ganar en productividad.

  1. Mens sana in corpore sano… y limpio 😉. O, dicho de otra manera, mantén una buena higiene y una buena alimentación. Y no sólo porque estemos en una emergencia sanitaria, sino porque te ayudará enormemente a sentirte bien. Más activo y más productivo.

Además, aunque un paseo entre los árboles es difícil de sustituir, una buena ducha o un baño relajante también pueden ayudarnos, y mucho, a despejar nuestra mente. Y eso es algo que todos necesitamos.

  1. Multimedia y multisensorial, dos nuevas palabras clave. Y es que, ya sabes… “Si la montaña no va a Mahoma…” o, dicho de otra manera, si reducimos la estimulación que nos llega normalmente del contacto con el exterior, habremos de compensarla por otro lado.

Por eso no olvides ningún sentido: escucha música, pero también podcast, ve películas, date tiempo para la imaginación con un buen libro y por supuesto, aprovecha que vivimos en la era digital para encontrarte “virtualmente” con tus amigos.

  1. Juega y ¡diviértete haciéndolo! Si sigues pensado que el juego es cosa de niños, es momento de eliminar prejuicios. Y de hacerlo cuánto antes. Más aún si convives con niños.

El juego es de las pocas actividades que nos relaja mientras nos activa y mientras potencia nuestras capacidades. Así que, no lo dudes y aprovecha estos días para divertirte como un niño. Incluso, para estudiar jugando. Por nuestra parte te recordamos los beneficios de la gamificación para opositores, o incluso la técnica de las tarjetas flash, que puede serte muy útil durante esto días.

  1. No te olvides del ejercicio, pero tampoco del chocolate. Es posible que no hayas dejado de oírlo a menudo durante estos días: es importantísimo hacer ejercicio en casa. Porque el cuerpo humano necesita movimiento y lo necesita todos los días.

La ventaja, además, es que son miles los profesores de fitness, yoga o baile que se han lanzado al mundo de las clases online y nos dejan sus clases en Internet. Aprovecha, muévete ¡y aprende! Pero también prémiate más a menudo que nunca. El chocolate no está reñido con los abdominales.

Eso sí, no te sientas mal si el confinamiento te trae también sentimientos negativos. Es completamente normal tener subidas y bajadas de ánimo estos días. Por eso es importante hacerse fuerte con tu propio kit de supervivencia y aprovechar este tiempo de cuarentena para convertirnos en superhéroes del estudio.

Porque no lo dudes, cuando regresemos a normalidad seremos mucho más fuertes.  

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *