Concentración: Claves para aprender a controlarla durante la cuarentena.

¿Te concentras menos desde el inicio de la cuarentena? Si la respuesta es sí, deja de preocuparte por ello, pues se trata de un fenómeno totalmente normal, según todos los expertos, y que está sucediendo a una gran cantidad de personas al mismo tiempo.

Eso sí, es bueno que aprendamos a controlarlo y a iniciar la desescalada también en este sentido. No solo para que nuestro rendimiento en el estudio vuelva a ser el que era, sino para que, incluso, mejore.

¿Cómo? Pues aplicando una serie de técnicas que, por fortuna, funcionan de maravilla.

  • En este artículo te explicamos las más importantes, como evitar los maratones, ser realistas con lo que podemos abarcar y dejar “lo peor” para el principio.
  • Además, te recordamos también 3 hábitos sorprendes que ayudan a mejorar nuestra concentración sin que apenas nos demos cuenta: garabatear, escuchar música y meditar. Tres actividades, que felizmente podemos hacer durante el confinamiento 😉
  • Por último, te aconsejamos también sobre los mejores alimentos para aumentar nuestra capacidad de concentración.
  • Y, para que no se te olvide, te recordamos cómo aprender a desconectar para cargar las pilas de nuevo.

Eso sí, antes incluso de aprender a aplicarlas, es bueno entender el porqué de esta bajada generalizada de nuestra concentración. Y es que, al margen de que nuestro nuevo espacio de estudio se haya transformado o no (pues muchas veces la presencia de niños y otros miembros de la familia puede influirnos), el factor principal es la avalancha de pensamientos y emociones nuevas a la que nos vemos sometidos.

Es decir, nuestro cerebro está procesando a una gran velocidad una gran cantidad de información nueva que, literalmente, nos roba nuestra atención: la preocupación por la enfermedad, la incertidumbre por el futuro, la necesidad de crear nuevas rutinas, la nostalgia por la vida que teníamos, etc., provoca una saturación inevitable que nos impide concentrarnos. De hecho, el exceso de estimulación siempre ha sido un gran enemigo de la concentración. Más cuando nos lleva hacia el pasado o el futuro impidiendo que nos centremos en el presente.

Por eso, aquí te dejamos también un artículo sobre cómo evitar la multitarea, lo que pasa necesariamente por encontrar espacios para cada actividad y aprender a aislarnos, tanto de nuestro entorno cercano, como del mundo exterior, que hoy, más que nunca, nos bombardea de información a través de toda clase de dispositivos.

En conclusión… No te sientas ni culpable ni extraño si tu concentración se ha visto reducida estos días y empieza a ponerle remedio desde hoy mismo.

3 Comments

  1. Yo creo que el principal problema que nos surge a los opositores es la incertidumbre… pero no queda otra que seguir estudiando día a día hasta conseguir nuestro objetivo

  2. Buenísimo. Muchas gracias. Y luego está la falta de motivación porque no sabemos cuándo será nuestro examen. En mi caso Auxiliares de la UNED. Y soy interina de la UNED.

    1. Efectivamente, Eva, hay circunstancias que objetivamente nos dificultan estudiar. Mucho ánimo y confiamos que los consejos sean de ayuda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *