Canales para optimizar el estudio

Hace unos días compartíamos en este blog las claves para hacer una primera reflexión sobre cuál podía ser tu estilo de aprendizaje. Como ya decíamos entonces, hay diferentes modelos que nos proporcionas a su vez clasificaciones sobre ese perfil y los canales con los que nuestro cerebro asimila la información que nos rodea.

En esta ocasión vamos a sintetizar las claves del Modelo de la Programación Neurolingüistica (PNL) o también llamado visual-auditivo-kinestésico (VAK)

Como comentábamos al principio, ni es el único modelo ni es más que un extracto del mismo, pero lo que creemos que puede ofrecerte es la determinación de experimentar deliberadamente diferentes formas de estudiar, recapitulamos aquí puntos de partida de esa búsqueda personal hacia el estudio más eficiente posible para cada un@:

  • Crea tus mapas mentales: si eres predominantemente visual, los mapas mentales con dibujos que ilustren las claves del tema estudiado serán especialmente interesantes. Te enlazamos a un artículo anterior con una App que te recomendamos para iniciarte en esta herramienta (pincha aquí) y te animamos a navegar por el blog y localizar los variados ejemplos que nuestros profesores han creado ya.
  • Graba tus propios audios: si eres auditivo crear listas de palabras y decirlas en voz alta o escuchar los artículos clave, te ayudará. Te recomendamos probar con esta herramienta que recomendamos en una entrada pasada y que puede ser un estupendo punto de partida (pincha aquí).
  • Experimenta con los espacios y posturas del cuerpo: si eres kinestésico tendrás que incluir en tus esquemas ejemplos de clase que te llegaran especialmente, o una situación que hayas vivido y responda al caso explicado. También puedes probar a moverte en los espacios porque el movimiento (desde cambiar de postura a dejarte esquemas distribuidos por la casa) te ayudará a fijar los conceptos.

Esos recursos nos ayudarán a todos pero no todos los recursos nos ayudan igual, de ahí la importancia de conocerse y personalizar al máximo el método y estrategia de estudio. Ante la duda te animamos a experimentar, a comprobar qué es lo que más te ayuda.

Confiamos que estos dos post sobre canales y estilos de aprendizaje te ayuden a optimizar el tiempo y esfuerzo que supone estudiar. Déjanos en los comentarios tus observaciones, experiencias y dudas para poder personalizar más la respuesta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *