¿Aprender es lo mismo que memorizar?

La memoria no lo es todo, pero sí es una de las fases importantes e imprescindibles del aprendizaje.

Como te hemos contado en otra ocasión, hasta “el olvido está lleno de memoria” y aprender es, precisamente, el proceso mediante el cuál adquirimos una información y la almacenamos para utilizarla cuando sea necesario. El aprendizaje exige que la información nos penetre a través de nuestros sentidos y a su vez sea procesada por nuestro cerebro y pueda después ser evocada para ser utilizada si finalmente se requiere. Los cuatro procesos esenciales del aprendizaje son:

  1. Prestar atención
  2. La memorización
  3. La motivación
  4. La comunicación

La atención se consigue orientándonos hacia algo concreto, nos desconectamos de los demás estímulos para captar el mensaje que nos llega. Nuestros intereses van a influir decisivamente en nuestra capacidad de atención, por eso te animamos a que repases también las mejores técnicas para aumentar la concentración.

La memorización es un proceso que nos permite registrar, codificar y almacenar o retener la información obtenida. ¿Qué trucos podemos utilizar para memorizar?

La motivación se encuentra en la base de la atención, porque si no estamos motivados no mantendremos la atención necesaria. De hecho, ésta se puede definir como la propiedad que nos impulsa para ejecutar una actividad. Aquello que nos impide tirar la toalla. Por eso… ¡No te rindas!

La comunicación es esencial para captar cualquier información verbal y aprenderla. Es como transmitimos la información, a su vez tiene que establecerse sobre bases firmes para favorecer la atención, el recuerdo y la motivación. Y para profundizar más en ello puedes aquí tienes este artículo sobre cómo convertirte en tu mejor profesor.

Y no lo olvides…

Sigue adelante y no te desanimes,

el mejor experto empezó siendo un aprendiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *