Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Pueden los ciudadanos extranjeros ser funcionarios?

Todos aquellos que no posean la nacionalidad española pueden acceder a la Administración Pública. Pero hay diferencias para trabajar en ella en función de si hablamos de personal funcionario o de personal laboral.

Por una parte, todos los ciudadanos miembros de la Unión Europea (así como sus cónyuges e hijos) pueden convertirse en funcionarios en igualdad de condiciones que los españoles. Con la excepción de los puestos que tengan como función la salvaguardia de los intereses del Estado, como por ejemplo, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En el caso del personal laboral, podrán acceder a estos puestos todos los extranjeros con residencia legal en nuestro país, en igualdad de condiciones que los españoles.