Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar Más información

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo se regula el empleo público para personas discapacitadas?

El acceso a la Administración está regulado por el Estatuto Básico del Empleado Público.

Esta ley, aprobada en 2007, indica que en las ofertas de empleo público se reservará un cupo no inferior al 5% de las vacantes cubiertas entre personas con discapacidad.

El mismo texto legal señala que cada Administración adoptará las medidas precisas para establecer los ajustes razonables de tiempos y medios en el proceso selectivo. Una vez superado dicho proceso, cada Administración deberá implantar las adaptaciones en el puesto de trabajo de las personas con discapacidad.

Aunque el Estatuto Básico del Empleado Público establece un mínimo del 5%, muchas Administraciones, como el Estado, reservan un total del 7%, de manera que el 2% de las plazas ofertadas lo sea para ser cubiertas por personas que acrediten discapacidad intelectual y el 5% restante para quienes certifiquen cualquier otro tipo de discapacidad.